Cebos artificiales rígidos sin babero, con cabeza plana para levantar agua y hacer el efecto de un pez huyendo, nadan por la superficie.